Look total white: el outfit infalible

Mucho se habla del negro, y de lo fácil que es de combinar. ¿Pero, y el color blanco? Es el primero de todos los colores, ya que agrupa toda la gama del arcoiris en uno sólo. Es luz y transmite serenidad, pureza, inocencia y claridad mental. Es ideal vayas donde vayas, si sabes cómo llevarlo. Un look totalmente blanco, o combinado con algunos tonos muy suaves, es el outfit que nunca falla en épocas veraniegas y primaverales. Por eso, hoy os traigo un look total white que espero que os guste tanto como a mí. 

Cuando me llegaron estas sandalias a casa, de la firma alicantina Doralatina, no tuve dudas de que me las pondría con un vestido blanco con botones dorados. Pues quedaría que ni pintado con el vivo en color oro de los zapatos. Y ya para rematar el estilismo, rescaté un bolso dorado con pedrería que tenía en el armario de hace unas cuantas temporadas. Eso, con unos pendientes también en oro, una pulsera fina y un anillo, ¡y voilá! El look ideal. Sobrio, sencillo y elegante al mismo tiempo. Porque menos es más. ¡Y eso va a misa, amig@s!

Un estilismo que demuestra que combinar ropa en el mismo color no es soso, si sabes darle un toque sutil de color. Ya puede ser con algo dorado, o bien con algún tono beige, tostado, arena. O incluso, un color rosa maquillaje. ¿Por qué no? Las opciones son muchas. Ese ha sido siempre mi truco cuando he optado por un look total white, o de cualquier otro color . Meter esa nota extra por delicada que sea.